Estudio contratado con la Universidad Nacional proyectó obras para mitigar inundaciones en La Ceja

 

Empresas Públicas de La Ceja contrató un informe con la Universidad Nacional, sede Medellín, con el objeto de estudiar y diseñar las obras para el control de inundaciones en la quebrada La Pereira y dos de sus afluentes; las quebradas La Grande y La Oscura.

El estudio tuvo una duración de cinco meses y estuvo a cargo del Grupo de Hidrología e Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la U Nacional.

El costo del mismo fue de $340 millones y arrojó un documento de 120 páginas que incluye varias obras recomendadas que podrían superar los $28.000 millones, siendo esta una hoja de ruta para mitigar los riesgos de inundaciones en el municipio.

Para entender el origen de las inundaciones se llevó a cabo una revisión de la información disponible, se hicieron recorridos en campo y se levantaron varios muestreos con tecnología de punta y drones.

Según el informe, en La Ceja “se requieren medidas de contención del flujo de excesos en los 3 afluentes debido a la poca disponibilidad de espacio frente a la invasión de las franjas de inundación. Para eso se propone un esquema de canalización de las quebradas que consiste en revestir las paredes y lechos con materiales que no interrumpan la comunicación de las aguas con su planicie, inhibiendo los procesos de erosión y sedimentación”.

El gerente de Empresas Públicas de La Ceja, Sebastián Arboleda Cardona, informó que las inundaciones en barrios como El Hipódromo es una problemática histórica de más de 60 años, por lo que iniciarán algunas de las obras y dejarán marcada la ruta para futuras administraciones. Además recordó que el gran crecimiento urbanístico del municipio supone uno de los principales retos en este tema.

Asimismo, dijo que el municipio avanza con la reposición de los colectores, completando más de 2,5 kilómetros lineales de intervención hasta ahora. También avanza el saneamiento de la quebrada La Pereira, trabajos con el camión tipo Vactor, la intervención de 1.800 sumideros, y la ampliación de sistemas residuales y aguas lluvias en varios sectores.

La quebrada La Pereira y sus afluentes en la zona de estudio discurren por un valle de 4.5 km. La quebrada La Grande descarga sus aguas sobre La Pereira, mientras que La Oscura es un tributario de La Grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *