Dejaron los gallos y emprendieron la huída

En el Carmen de Viboral, el irrespeto a la autoridad por parte de algunos pretenciosos sigue siendo una constante. Símbolo de indisciplina social, y aunque se impusieron 18 comparendos, muchos de los infractores se dieron a la huida por la zona boscosa que había en el lugar al escuchar la aproximación de la Policía Nacional.

El establecimiento en donde se ejercían este tipo de prácticas, no poseía licencia, lo que lo convierte en una instalación ilegal. Con el patrullaje que realiza el Ejército Nacional y la Policía Nacional por la zona, se logró el desmantelamiento de la gallera clandestina.

13 gallos que eran utilizados para matarse entre ellos, fueron incautados, poniéndolos a disposición de la Secretaría de Agricultura de El Carmen de Viboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *